Posted on

Cruzando los andes

Día 1: Siempre es bueno tener un plan B.

Partimos hacia la Patagonia poco después de levantar las copas en Navidad, prometiendo a la familia llegar a tiempo para estar en el brindis de fin de año. Tenemos una semana. El objetivo es llegar en auto a Junín de Los Andes, desde allí pedalear hasta Pucón (Chile) y regresar utilizando los pasos de Carririñe y Tromen, unos 320 km, mitad ripio y mitad asfalto. Como dice el dicho “el hombre propone, y (en este caso), Gendarmería dispone”. Es muy difícil desde Bs As asegurarse el correcto funcionamiento de las aduanas en algunos pasos, por eso partimos hacía Junín con la esperanza de poder lograr el itinerario original, pero respaldados por un plan B.

IMG_4411-min

Luego de 17 horas  de tener las manos en el volante, y en plena madrugada, llegamos a las puertas de Junín de los Andes. Un vivac improvisado a orillas del Río Collon Cura bajo las estrellas, con un bonus track de Luna llena, nos sirvió para descansar y dar la bienvenida al amanecer Patagónico. Amanece en la ruta y el Lanin nos saluda. La policía caminera en la entrada del pueblo nos dice que podemos cruzar por Carririñe a Chile en nuestras bicis y la empleada de la oficina de turismo de Junín lo confirma. Con estas dos afirmaciones nos retiramos contentos a buscar el camping donde prepararíamos las bicis para el recorrido y dejaríamos el auto hasta nuestro regreso.

Camellos rodantes parecían la bicis con las alforjas y el equipaje acuesta; en especial mi Tern Link D16 casi tapada por su pequeño tamaño. Mis compañeros de este viaje, Octavio con su “cyclocross” Vairo reformada para la ocasión y Jerónimo con una MTB 26, estaban listos para la gran aventura.

Cinco kilómetros hacia el sur por el asfalto de la ruta, nos dieron el adiós a la comodidad de rodar por pavimento;  nos recibe el ripio, los serruchos, la tierra y las cuestas interminables. Las alforjas y mochilas comienzan a aflojarse y tenemos que detenernos seguido para chequear su correcto agarre, luego de unos 30 km llegamos a la entrada del Parque Nacional Lanín. Continuamos viaje hacia el Lago Curhué, donde deberíamos pasar la noche. A mitad de camino un puesto de gendarmería y aduana nos recibe, un gendarme se acerca y nos dice que el paso está cerrado inclusive para pasar en bici. No dispone de papeles de migración ni de sello, y ante nuestro comentario de haber recibido el “OK” en la policía y en la oficina de turismo de poder hacer el recorrido, nos responde que su superior debería haber avisado a esa gente para que no envíen turistas por este paso. En un siglo caracterizado por el avance de las comunicaciones tres entes oficiales están totalmente desconectados. Seguimos camino hasta el lago para tomar una pequeña siesta y analizar el camino a seguir. Siempre es bueno tener un plan “B”.

IMG_4444-min

Con un día menos para realizar nuestro periplo volvimos al camping de Junín para pasar la noche y emprender camino la mañana siguiente a Villa Pehuenia a 200 km de distancia. Terminamos el día uno con 60 km (50 de ripio) y un buen asado para levantar el ánimo.


Recorrido del día: 60 km

Altura máxima: 950 m

Distancia acumulada: 60 km.

Asados: 1.


junin

DÍA 2: BIENVENIDOS AL PARQUE JURASICO 

Nos vamos de Junín no sin antes pasar a conversar unos minutos con la gente de la oficina de turismo y de la policía caminera. 200 km, o tres horas después, el paisaje cambia. Dejamos atrás los típicos bosques Patagónicos para llegar a Villa Pehuenia. Nos recibe el paisaje prehistórico de las araucarias (Pehuenes para los habitantes originarios de la zona) y un suelo de arena volcánica, inequívoca prueba de la existencia de grandes volcanes en la zona.

Veinticinco años antes visité la zona viajando en moto rumbo a Chile, en ese momento Villa Pehuenia comenzaba a nacer, ni siquiera tenía camping y apenas una despensa oficiaba de centro comercial. El progreso llega y cambia el paisaje, hoy es una villa con un gran crecimiento turístico que recomiendo para que pasen sus vacaciones. “Don Cirilo” es el nombre de uno de sus campings. Grandes parcelas con luz, tomas, mesas, fogones y parrillas. Su costa de lago y una pequeña laguna nos sitúan en un lugar perfecto para armar nuestra carpa a la sombra de una gran Pehuén.

El recorrido para el primer día fue corto ya que solo disponíamos de la tarde. Un puente en una pequeña angostura une los Lagos Aluminé y Moquehue, ingresamos por él  al territorio de la comunidad Mapuche Puel. Encontramos un camino de piedra volcánica entre bosques de Pehuenes, trepadas, descensos, un cartel que reza: “Territorio ancestral recuperado” y una bandera Mapuche que nos recibe. No estamos en otro país, estamos en un territorio recuperado por la descendencia de sus habitantes originarios. Este circuito consta de unos 20 km recorriendo 4 lagunas y un camino hacia la costa del lago Alumine.

IMG_4890-min

IMG_4910-min

IMG_4898-min

Nuestras bicis disfrutan las bajadas en los caminos y sufren las trepadas, mi Tern Link D16 está modificada y sus cubiertas Kenda con tacos hacen delicias de conducción en la arena volcánica. Desde mi último viaje a las altas cumbres de Córdoba modifique mi bici para ésta ocasión, colocando ahora un Mega Range (piñon grande de 34 dientes) que me permite trepar todo (o casi todo, que no es lo mismo).

El descenso hacia la costa del lago es una interminable bajada de arena blanda, la bici flota en ella y la adrenalina brota. A la hora del regreso toda hermosa bajada se transforma en una penosa subida, pero estamos de vacaciones y haciendo lo que nos gusta, solo disfrutamos lo que podemos hacer unas pocas veces al año o en la vida, así que señores: no hay quejas. 

IMG_4857-min

Cerramos otro día con 40 km (90% arena volcánica) y un segundo asado (hay que recuperar proteínas).


Recorrido del día: 40 km

Altura máxima: 1210m

Distancia acumulada: 120km.

Asados: 2.


lagunas alumine

DIA 3: “CUANDO PA’ CHILE ME VOY, CRUZANDO LA CORDILLERA…”

Decidimos hacer el cruce lo más rápido posible para no tener otro contratiempo y poder alcanzar el objetivo original del viaje. Desde el camping a la frontera tenemos unos 15 km de asfalto en subida, y el paso se encuentra en los 1300m  de altura. Partimos con un equipaje liviano solo para el día hacia Chile. Un breve trámite en aduana y nos recibe la Patagonia Chilena. Luego de la foto en cartel de “Bienvenidos a Chile” y una ultima instancia de aduana, comienza un gran descenso por una ruta asfaltada hacia el pequeño pueblo de Icalma. Descubrimos un camino que bordea la laguna homónima y comenzamos a transitarlo. La tierra compactada y algo de ripio nos permite ir entre 10 y 15 km/h, mientras la pendiente nos ayuda. El paisaje cambia y aparecen las típicas casitas de madera de la región. La laguna de Icalma con un color verde majestuoso nos acompaña durante todo el recorrido; abriendo y cerrando tranqueras, cruzando puentes semi destruidos, tomando agua de los arroyos, esquivando cabras, chivos y aprovechando algún chapuzón.

IMG_4760-min

IMG_4712-min

IMG_4755-min

La vuelta a la laguna se convierte en pasado y pasa a ser recuerdo cuando llegamos nuevamente al pueblo de Icalma. Decidimos almorzar y buscamos un restaurante (o algo que se la perezca), ya que a esta altura no tenemos muchas exigencias, solo tenemos pesos Argentinos que amablemente son aceptados en nuestro destino. “Cazuela vacuna, pollo asado (“Tuto”- pata) o carne guisada” es el menú a elegir. Nunca me gustó el múltiple choice y menos cuando tengo hambre, así que con el miedo a equivocarme elijo la cazuela. País hermoso Chile salvo por su fanatismo hacia el “cilantro”; tengo mucho apetito y momentáneamente me olvido mi aprensión por ese condimento. Tremenda subida bajo el sol Trasandino nos despide de esta región.

Regresamos al camping luego de casi 8 horas de estar pedaleando en dos países, doble cruce cumplido. Estamos cansados para hacer nuestra ceremonia de asar carne sobre las brasas así que vamos a comer al pueblo. “Sorrento”es un pequeño bar/restaurante en Villa Pehuenia. Se los recomiendo, en especial sus ñoquis rellenos de jamón y muzza, acompañados de una cerveza tirada  de Aluminé. He aquí mi pequeño aporte de crítico gastronómico al recorrido ciclístico. Linda profesión sería crítico gastronómico en bicicleta… no les parece? (medito, me ilumino, y tengo mi próximo viaje ideado, ya se enterarán).


Recorrido del día: 60km

Altura máxima: 1350 m

Distancia acumulada: 160km.

Asados: 2.


chile

DIA 4: EL DÍA DEL VOLCÁN

Quedando dos días por delante, decidimos que es el momento para ascender a lo más alto del recorrido, inclusive más que el cruce fronterizo. A 14 km del camping se encuentra el acceso al volcán Batea Mahuida. Este es un territorio cuidado y administrado por la comunidad Mapuche, funciona en invierno una pequeña pista de esquí ideal para principiantes, y en verano se puede ascender (si la fuerza te acompaña) a la cima del volcán. Desde la entrada hasta la cima es todo subida, no hay descanso y no hay piedad para los ciclistas; piedra volcánica, algún arroyo y los últimos Pehuenes nos despiden camino a la cumbre.

IMG_4775-min

IMG_4773-min

IMG_4765-min

Cruzando a campo traviesa un terreno de piedra volcánica, llegamos al cráter del volcán. Allí una laguna es nuestro premio, bordeamos la misma y alcanzamos las últimas morenas de la temporada (nieve acumulada del invierno).Nuestro altímetro mide casi 1800 Mts de altura. Efímero tiempo que quedará grabado eternamente en mi memoria.

IMG_4794-min

IMG_4808-min

Comenzamos el regreso y los 15 km que recorremos hasta la ruta son en bajada, nunca recorrí tantos kilómetros sin pedalear.


Recorrido del día: 40 km

Altura máxima: 1778m

Distancia acumulada: 200 km.

Asados: 3.


volcan

DIA 5: VUELTA AL LAGO ALUMINE

Ciclistas locales que realizan excursiones nos dan el dato de que se puede circunvalar el lago Aluminé por un camino que no figura en los mapas turísticos. Allá vamos para despedirnos de esta aventura Patagónica. Ingresamos por el camino de las cuatro lagunas en el territorio Mapuche hasta la costa del lago copiando el recorrido del día dos y a partir de allí descubrimos un camino utilizado solo por los pobladores, bordea el lago atravesando campos de Pehuenes, pura arena volcánica y arroyos (algunos solo atravesables por 4×4). El agua cubre por completo la Tern y solo asoma el manubrio y asiento. En los últimos km nos recibe la ruta 23 con un hermoso serrucho que termina de destruir nuestros cuádriceps, unos km más de asfalto y llegamos al camping a tiempo para emprender el regreso programado a las 16 hs hacia Bs As. 

IMG_4922-min

IMG_4609-min

IMG_4879-min

IMG_4647-min

vueltalaumine

Cerramos un tremendo recorrido de 60 km en el día para sumar un total acumulado de unos 260 kilómetros, promediando más de 50 km diarios, casi en su totalidad sin asfalto, prueba contundente de la fortaleza de mi Tern. Como dijo Charly García: “Ya no se más que hacer, no sé qué decir”

IMG_4482

El equipo de camping y las tres bicis son acomodadas en el auto, comienza el regreso. Por el espejo del auto puedo ver la imagen de las últimas montañas. Mañana por la noche esperamos estar en casa para brindar y despedir el año con nuestra familia, con nuestras bicis lo acabamos de hacer.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *